Reseña de la película Ammonite

Feature Img - Screenshot from Ammonite's movie Website

Amonites. Subclase de moluscos cefalópodos extintos que existieron en los mares hace unos 400 millones de años. Gracias a su rápida evolución y distribución mundial son excelentes fósiles guía para la datación de rocas y han posibilitado la elaboración de sucesiones de biozonas de gran precisión bioestratigráfica.


el director y los personajes

Si solo quieres leer la reseña de la película, puedes pinchar AQUÍ

A finales de noviembre de 2020 y luego de una larga espera que podemos agradecer a la pandemia, finalmente se estrenó la película Ammonite en todo el mundo. Este es el segundo largometraje del director Francis Lee, quien con un estilo muy personal ha sabido contar historias de amor a través de personajes rotos, rodeados de paisajes áridos y fríos. Una cualidad que yo diría, que es su particular manera de decirnos que cree que el amor es capaz de florecer hasta en las más duras condiciones, lo cual lo expone —a mi modo de ver— como un romántico empedernido.

Sus dos largometrajes, God’s own country y Ammonite, tienen muchas cosas en común, y me llama particularmente la atención la manera en la que Lee es capaz de contar historias apasionadas y románticas a través de gestos, miradas, roces, suspiros y ninguna palabra. Sí, como lo leen. Una de las características más llamativas de este director, es su capacidad de desarrollar historias muy complejas desde el punto de vista emocional y psicológico, haciendo uso de muy pocos o ningún diálogo.

Refiriéndose a God’s own country, Lee ha dicho en una entrevista del sitio Film Inquiry que «no quería contar una historia sobre salidas del closet o aceptación de la homosexualidad porque no ha sido su experiencia. Se quería enfocar en lo que siempre le ha parecido más difícil en la vida, que es enamorarse y ser vulnerable, amar y dejarse amar», algo que ha sabido expresar claramente en sus dos (muy premiados) largometrajes.

Puedes ver los premios recibidos por God’s own country AQUÍ, y los premios recibidos por Ammonite AQUÍ.

Ammonite, es una historia de amor inspirada en las vidas de la paleontóloga Mary Anning y la geóloga Charlotte Murchison quienes, según hechos históricos, fueron muy buenas amigas, pero ¿amantes? Bueno, la verdad es que no hay nada que indique que haya sido así.

Ammonite Instagram Feb.11.2021
Imagen propiedad de Ammonite Movie. Instagram @ammonite_movie

Más sobre la relación entre Mary Anning y Charlotte Murchison en The Real Story of Mary Anning and Charlotte Murchison’s Relationship

Como ha sido común para muchos personajes históricos importantes —especialmente si fueron mujeres— los logros y la vida de Mary Anning han permanecido en el casi total anonimato a pesar de siempre haber contado con una excelente reputación y reconocimiento tácito por sus increíbles aportes a la paleontología en una época en la que ni siquiera pudo comentar sus hallazgos porque no se permitió la participación de mujeres en la Sociedad Geológica de Londres sino hasta empezado el siglo XX. Sin embargo, Mary era bien conocida entre la comunidad científica, en la que hizo buenos amigos que la ayudaron a sacar provecho de sus hallazgos, como es el caso del paleontólogo Henry De La Beche, quien hizo la primera representación gráfica de una escena prehistórica titulada Duria Antiquior basado en los descubrimientos de Mary, que luego reprodujo y vendió en beneficio de su amiga.

Como existe tan poca información sobre la vida de Mary Anning, la tarea de crear los personajes para la historia resultó relativamente sencilla, no solo para Francis Lee, sino también para la ganadora del premio Oscar, Kate Winslet y su co-estrella, la talentosa y nominada al premio Oscar Saoirse Ronan. Comentando sobre esto, la protagonista ha dicho en una entrevista con la American Cinematheque que «tuvimos mucha libertad para crear a nuestra Mary porque prácticamente no se sabe nada de su vida. Pero de lo poco que sí sabemos, tratamos de crear a una mujer que no resulta tan difícil de imaginar si tenemos en cuenta sus circunstancias: la pobreza, una familia diezmada por la muerte temprana y la difícil relación con una madre endurecida por una vida llena de pérdidas y carencias».

Ammonite_Movie Instagram Feb.01.2021
Imagen propiedad de Ammonite Movie. Instagram @ammonite_movie

Y sí, se han tomado muchas libertades a la hora de crear el personaje, pero no podemos decir que no tenga sentido que Mary Anning fuera lesbiana, especialmente si tenemos en cuenta que nunca se sometió a las implacables costumbres patriarcales del siglo XIX que pudieron ayudarla a llevar una vida más cómoda y menos marginada. Sin embargo, nunca se casó, aunque en una época en la que casarse implicaba que una mujer perdía sus derechos legales porque estos pasaban al marido, no es difícil entender el porqué. En realidad, no existe ninguna referencia histórica a una relación romántica entre Anning y Murchison, tampoco hay nada que indique que Mary haya podido ser lesbiana (aunque tenga sentido), pero la intención de Lee al escribir Ammonite no fue hacer una película biográfica, sino reivindicar a una mujer que fue capaz de superar sus circunstancias en la dura sociedad patriarcal de la época. Lee quiso explorar a un personaje marginado por la sociedad y la historia que fue forzado a vivir una vida de pobreza y anonimato que no merecía. La historia de amor con Charlotte fue tan solo una manera de librar a Mary Anning, aunque solo fuera de forma figurativa, de la opresión de esa sociedad patriarcal en la que las mujeres no eran mas que propiedad de los hombres. Lee dice no haberla querido someter a través de una historia de amor heterosexual a la violencia de un patriarcado que no solo la marginó, sino que también se atribuyó sus descubrimientos y logros condenándola, robándola y aprovechándose de su brillante talento para una ciencia que no se le permitió estudiar, porque las mujeres —en particular las pobres— lo tenían prohibido.

Sobre los hechos históricos que rodean las vidas de Anning y Murchison, puedes leer Ammonite: the remarkable real science of Mary Anning and her fossils

Claro que la decisión del director de presentar a Mary Anning como una mujer lesbiana no ha estado libre de controversias, pues a pesar de que vivimos en pleno siglo XXI muchos han criticado su decisión acusándolo que querer sensacionalizar una historia que ya era de por sí extraordinaria. Lee ha respondido con un elocuente planteamiento en el que nos hace preguntarnos por qué se ha aceptado por décadas y sin críticas la representación heterosexual de personajes históricos homosexuales, pero a la inversa se considera explotación, sensacionalismo o tergiversación.

Considerar la posibilidad de que Mary Anning haya podido ser lesbiana no es para nada un disparate, la historia está llena de personajes que vivieron amores apasionados, intensos y de larguísima data, de los que no se habla por prejuicio y tabú. Fue el caso de la relación entre la escritora venezolana Teresa de la Parra, quien mantuvo una relación con la antropóloga y escritora cubana Lydia Cabrera, hasta la muerte de Parra en 1936. La obra de Parra quedó entonces al cuidado de Velia Bosch, quien editó a Lydia de los diarios y obra de Parra antes de publicarlos.

Te puede interesar el artículo La palabra en la boca, en el que se habla sobre Teresa de la Parra y Lydia Cabrera

Algo parecido sucede con la ganadora del Premio Nobel de Literatura (1945) Gabriela Mistral, a quien siempre se presentó como una solitaria escritora, conservadora y amargada por la falta de amor y de hijos. Sin embargo, a su fallecimiento, su legado pasó a manos de la traductora Doris Dana quien antes de morir en 2006 heredó todo a su sobrina Doris Atkinson. Los documentos, son una inmensa colección de obras y cartas que cuentan la historia de amor entre Mistral y Dana. Y al parecer, fue la propia Doris Dana quien ocultó las cartas y poemas de Mistral, probablemente por miedo a perjudicar su reputación. Pero tan pronto los documentos fueron entregados al gobierno chileno y estudiados por la Biblioteca Nacional, la historia salió a la luz teniendo que enfrentar —eso sí—una avalancha de detractores que se empeñaron en negar que los textos dicen lo que dicen y que aseguran que no creen que eso sea lo que quisiera decir la Nobel de literatura al escribir esas cartas y poemas.

Puedes leer más sobre Gabriela Mistral y Doris Dana en el artículo Niña errante: cartas a Doris Dana

La homofobia, los prejuicios y una sociedad patriarcal han contribuido a la desaparición de una parte de la historia de todas las mujeres del mundo, esa parte que las hace más humanas, más mujeres y más dignas: sus logros, sus amores y pasiones. Por eso no me sorprende ni me choca la idea de que Mary haya podido amar a una mujer, porque la vida de muchísimas mujeres, antes y después de ella, han sido editadas durante siglos por el ojo crítico, prejuicioso y machista de una sociedad que no entiende la esencia misma del ser humano y que se empeña en hacernos parecer como carcasas vacías, incapaces de tener profundidad, complejidad o dignidad. Por eso creo que es importante exaltar a mujeres como Anning porque, sin que jamás haya importado su orientación sexual, su contribución a la ciencia debe ser reconocida y su lugar a la historia debe ser finalmente restituido y honrado. Nunca debió ser de otra manera.

SOBRE la película

Trailer subtitulado del largometraje Ammonite.

Enmarcada en el pueblo costero de Lyme Regis durante la era victoriana, Ammonite nos cuenta la historia de Mary y Charlotte, quienes fueron amigas muy cercanas hasta la muerte de Anning a los 48 años de edad en 1847. Aunque la relación ha sido reimaginada por el director como un apasionado romance, realmente no existe prueba alguna de que la relación entre ambas haya sido nada mas que una amistad muy cercana, más allá —claro— de las especulaciones a las que dan paso las conocidas indulgencias sexuales, propias de la época.

La historia que nos trae Francis Lee está llena de detalles visuales que ayudan a llenar los espacios que deja la ausencia de diálogos, como la dureza del clima frío y árido, la pesadez del vestuario, su manera de mostrarnos la pobreza y las luchas de Mary para establecer el contexto; su particular forma de explicar la situación de sus personajes a través de escenas cortas e incómodas que con poco o ningún diálogo ofrecen un panorama claro del ambiente general entre los personajes. Como lo hizo en la escena en la que Mary y Charlotte se ven arregladas para una velada por primera vez, y con poco más que unas miradas y una curvatura de labios nos hacen saber que están contentas de verse así y que se gustan. O la forma increíble en la que el director nos presenta la escena en la que Charlotte cena con su marido, que tan claramente nos dice cuál es la dinámica de la relación sin que los personajes tengan siquiera que hacer mención a lo que pasa.

Ammonite_Movie Instagram Dic.04.2020
Imagen propiedad de Ammonite Movie. Instagram

Todo en la película se ha combinado genialmente para contar una historia de la que no hay mucho que decir. Las vidas de Mary Anning y Charlotte Murchison fueron extraordinarias, no hay dudas, pero la historia de amor que se cuenta en la película no es en absoluto extraordinaria. Es solo una historia de amor entre dos mujeres maltratadas, que hoy sigue pareciendo un tema universal aunque hayan pasado casi 200 años.

Si quieres conocer historias reales de mujeres lesbianas a la largo de la historia, puedes mirar en Amazon el libro
Señoras que se empotraron hace mucho de la historiadora Cristina Domenech.

Mary vive una vida solitaria, algo que no es de extrañar, pues su vida de pobreza y su falta de formación la hacían sentir inadecuada al desenvolverse en los ambientes sociales; así que pasa los días sola trabajando en la playa, buscando y recolectando curiosidades que pueda vender en su tienda de fósiles, para vivir.

Un día cualquiera un caballero acomodado con ínfulas de científico (Roderick Murchison) y su esposa (Charlotte) llegan hasta su tienda y le proponen pagarle por algunas lecciones de paleontología. Y aunque tener que interactuar con estas personas no le hace gracia, la necesidad la convence de aceptar la propuesta. Para su suerte, luego de unas pocas lecciones, el Sr. Murchison parte en una expedición a las américas dejando atrás a su esposa, quien sufre de un fuerte caso de melancolía (que es como llamaban a la depresión en esa época) y que luego de someterse a una tortura de agua (una forma de tratamiento que se creía curaba la melancolía y otras afecciones) en las gélidas playas de la zona, enferma gravemente quedando al cuidado de Mary.

Ammonite Instagram Feb.08.2021
Imagen propiedad de Ammonite Movie. Instagram @ammonite_movie

Lo que sigue es la extraña manera en la que estas dos mujeres logran conectarse para aliviar la soledad emocional y física que las aflige. Y como mujer hispana, confieso que se me hizo difícil entender lo que estaba pasando entre las dos, pero entiendo que muchas cosas influyeron en la manera de representar esta conexión, entre ellas, el que la cultura de la época fuera muy rigurosa de lo que se permitía expresar en público (y en privado) en términos emocionales y físicos, una contención que se capta sin problemas en la literatura de la época y cuyos vestigios todavía es posible percibir en la comedida sociedad inglesa moderna.

La relación entre Mary y Charlotte, se va armando a través de los gestos, las miradas, las sonrisas discretas, los roces y los silencios. Durante el desarrollo de la trama, los personajes hacen su mejor esfuerzo por contenerse hasta que ya no les es posible hacerlo más. Y la explosión resulta como una supernova en la pantalla.

Las escenas de sexo de la película no solo resultan muy eróticas, sino que también se sienten muy reales, una cualidad que a menudo falta en películas sobre parejas del mismo sexo. Sobre esto, Kate Winslet y Saoirse Ronan, han dicho en entrevistas con Variety y The View, que ellas mismas han coreografiado ambas escenas sin participación alguna del director. Para hacerlo, dicen haber conversado mucho sobre el ritmo y la evolución de la relación en la pantalla, algo que siempre tuvieron en cuenta para que todo tuviera sentido. El resultado, son dos escenas hermosas, íntimas, reales y muy eróticas.

Ammonite_Movie Instagram Feb.16.2021
Imagen propiedad de Ammonite Movie. Instagram

Admito no tener quejas de esta película. Como cinéfila, puedo decir que la historia cumplió con todas mis expectativas, como audiencia y como crítica. La dirección de arte es exquisita, la edición de sonido está muy bien pensada y ayuda a resaltar las escenas en las que hay que leer entre líneas; el vestuario resulta de una interesante interpretación de los personajes y el guión está escrito para expresar visualmente y sin palabras, todas las pasiones y los dolores de los que no se habla con palabras en la historia.

He leído que la han comparado con Retrato de una mujer en llamas, pero a mi entender, en lo único en lo que se pueden parecer es en la estética porque el escenario y la época concuerdan. Pero para ser sincera, esta película me ha recordado más a The Piano. Y aun así, si de verdad quiero ser justa, tengo que decir que es imposible compararlas; The Piano tiene una carga emocional que me dejó una marca gracias al magistral soundtrack creado por Michael Nyman, una ventaja que Ammonite nunca podrá vencer porque el sonido de ambiente y los silencios, son característicos del trabajo de su director.

Ammonite ha resultado ser un regalo para mí. Pocas películas de temática LGBT tienen este elevado nivel en la calidad de producción, post-producción y actuación. Así que, si me preguntan, les diré que la he sumado a mi lista de películas favoritas, no solo por ser una historia de amor entre dos mujeres (que es la razón por la que compro la mayoría de las películas) sino porque creo que tiene un valor artístico, cultural y social que pocas películas pueden cargar.

Mi valoración para Ammonite:

Star Rating Icon from 365psd.com

Ammonite está disponible en:
YouTube: para Comprar (14.99 HD) o Rentar (5.99 HD)
Amazon Prime: para Comprar (14.99 HD) o Rentar (5.99 HD)
Vudu: para Comprar (14.99 HD) o Rentar (5.99 HD)
Google Play: No disponible para latinoamérica
También pueden visitar el sitio web de Amonite y buscar el servicio de streaming que más les convenga.

Deja un comentario