Sobre el «día internacional de la visibilidad lésbica»


Solo algunos comentarios que han parecido pertinentes.


Desde el año pasado he celebrado en mis redes el «Día internacional de la visibilidad lésbica» que, aunque es una fecha que conmemora unas razones que han nacido en España, en realidad nos atañe a todas.

La visibilidad en una manera de naturalizar el hecho innegable de nuestra existencia, porque nos ayuda a librarnos de la vergüenza a la que nos han sometido por décadas y nos une en la lucha por alcanzar el respeto y la equidad que merecemos.

En todos los países del mundo en los que se ha despenalizado la homosexualidad y aprobado el matrimonio igualitario, a pesar de los avances y la evolución social, siguen habiendo ataques contra mujeres lesbianas, que en la mayoría de los casos, tienen como única motivación el “imperdonable” hecho de simplemente existir.

Puedes ver la noticia de CNN pinchando AQUÍ / Puedes ver la noticia de Mérales pinchando AQUÍ

Son precisamente la violencia, el rechazo y la discriminación las que justifican y deben inspirarnos a celebrar este día, a ser quienes somos sin tener que pedir perdón por estar vivas; son estas las cosas por las que hay que levantarse y mostrarse sin vergüenza ante el mundo que dice no entendernos, porque no hay nada que el mundo deba entender. El amor no es algo que deba ser comprendido para que pueda existir. El amor existe simplemente así.

El amor no es una cosa simple, unidimensional y cuadrada que se puede aislar y meter en una caja para la comodidad de quienes se molestan cuando están en su presencia. No. El amor es algo complejo, omnipresente y multidimensional que está en todas las cosas, porque es la más pura y cercana expresión del creador. Y si no encuentras dentro de ti el valor para amar más allá de lo material, tu alma siempre estará incompleta. Es el amor lo que nos ayuda a convivir, lo que no hace capaces de la compasión, la aceptación y la incondicionalidad.

Y podría extenderme y hablarles de las necesidades sociales, los logros culturales y los derechos civiles, pero ese no es el objetivo de estas líneas. Lo único importante que deben tener presente hoy, es que cada día, millones de mujeres arriesgan sus vidas por atreverse a ser ellas sin vergüenza ni excusas. Y que es nuestro deber acompañarlas de cualquier manera que podamos: apoyando a quienes se atreven a salir del closet, defendiendo a cualquiera que esté siendo víctima de injusticias, visibilizando nuestros amores, familias y logros, reposteando, compartiendo, interactuando. Todo, absolutamente todo, suma.

No se dejen amedrentar por dos o tres noticias amarillas, la diversidad es parte de la belleza del mundo y tenemos el deber de protegerla.

Amen, muéstrense, atrévanse a mostrar su verdadero yo.
Los caminos no se hacen desde las bancas, sino desde las trincheras.

Un abrazo a todas. Y feliz día de la visibilidad lésbica.


Para recibir mis publicaciones en tu correo, solo ingresa tus datos:

Deja un comentario