Relatos

Malena Reyes siempre se consideró una persona común y corriente con puntos de vista atípicos y hasta groseros sobre el mundo y la sociedad que la rodean. Sin embargo, y a pesar de haber vivido su vida de un modo relativamente normal y de haberse mantenido dentro un mundo que, para ella, resultaba poco más que insípido, ella nunca se imaginó una posibilidad de cambio real pues, todo parecía y se sentía igual mientras que, su persistente sensación de no encajar en ningún lugar se mantenía intacta a través de todos sus intentos de sentirse viva, viva de verdad. Pero, un día cualquiera, tras conocer inesperadamente a una inusual mujer, su vida se verá afectada radicalmente y finalmente deberá decidir qué tanto desea seguir siendo parte del mundo común al que había pertenecido siempre o que tanto desea mudarse a un mundo propio capaz de darle todo lo que siempre buscó.

Contada en primera persona y con una narrativa cínica, fría y prepotente, esta historia de amor narra los acontecimientos y reflexiones que llevaron a su personaje principal a convertirse en una persona íntegramente distinta de la que solía ser.



Esteban se presenta en la funeraria en donde despiden a Marta. Ha pasado los últimos veinte años lamentando haberla perdido y ahora, sin aviso, se entera que ha muerto y que en dos días la enterrarán. Su aparición generará sobresaltos y revivirá dolores que serán responsables de destapar una verdad que él jamás habría imaginado y que le cambiará la vida para siempre.

Ni un palabra es una historia que cuenta cómo un hombre, que nunca ha querido callar nada, descubre un día que guardar silencio es, a veces, la respuesta; tanto como decirlo todo, pero cuando toca, pues la impertinencia es colaboradora del caos y de las heridas abiertas.