El momento es ahora

Se debate en las redes la recurrente pregunta de por qué no se ha llamado a paro general y, fuera de las usuales razones de complicidad, realmente me parece inexplicable. Sin embargo, tal y como lo mencionan algunos de los excepcionales muchachos que hoy meten el pecho por todos a pesar de que un grueso de la población suele dejarlos solos, el paro es un asunto de consciencia. Quienes creen que yendo a trabajar hacen algo por el país o por sí mismos no podrían estar más equivocados, porque la realidad es que, desde aquel famoso y televisado “exprópiese”, las pérdidas no se dejan de contabilizar. 

En 2014 mychos se quejaron de las trancas porque, según ellos, si trabajabas y no estorbabas la vida continuaría como si nada. Pero hoy, la realidad es muy distinta de la imaginada y miles ya no tienen trabajo porque, entre medidas económicas, saqueos, expropiaciones, falta de materia prima y cientos de otras razones, las posibilidades de continuar con una vida normal se reducen cada hora y la vida de la mayoría se ha resumido a la angustia de encontrar comida y poder pagarla. 

Si queremos lograr un cambio para bien de todos y rendir honor a quienes han sido asesinados por este régimen criminal, todos tenemos que poner un grano de arena. 

No se pide que salgan a pelear, pero todos podemos hacer algo: donar insumos, informar, no ir a trabajar para inspirar un paro general dando el ejemplo; podemos crear conciencia y dejar de satanizar una protesta que es por todos. 
En Valencia han saqueado más de 90 negocios con anuencia y protección estatal, pregúntese cuánto tiempo falta para que le suceda a Usted también. Todos tenemos que colaborar en esta lucha y si lo único de lo que se siente capaz es de no ir a trabajar, entonces baje la santamaría, porque de todos modos muy pronto lo vendrán a expropiar a ud también. ¿Qué mas tiene que pasar para que los venezolanos entendamos que sino nos liberamos hoy de este régimen, mañana lo perderemos todo? 

Los beneficios cada vez alcanzan para menos enchufados, ya no hay tanto “preferencial” y los demás negocios del estado se resumen en narcotráfico ¿Van a seguir creyendo que si no estorban hoy, mañana los van a ayudar, van a abastecer las farmacias, les van a dar harina para hornear el pan o los van a atender en el hospital si se enferman? No. Eso no va a pasar.

Hay que despertar señores, el país se tiene que parar a ver si así el régimen entiende que ya no le queda nadie a quien mandar, esa es la idea del 350. 

Cada muerto de hoy podemos ser nosotros mañana, lo mismo un desaparecido, un atracado, un desnutrido o un fallecido por falta de insumos. Cada preso de hoy podemos ser nosotros. No seamos ingenuos de seguir creyendo que “no hay mal que dure cien años…”, porque Fidel se murió de viejo y su revolución tiene ya 57 años de poder. 

Venezolano, libérate hoy o esclavízate para siempre. Pero esa decisión, hay que tomarla hoy.

Via Twitter @VirginieVS